Ideas para decorar el hogar con flores

Decorar el hogar con flores. Recomendaciones para la decoración de interiores con flores.

decorar-con-flores

La primavera es una excelente oportunidad para incorporar flores frescas en tu hogar y lograr con ellas efectos decorativos de gran colorido y belleza. Simplemente añadiendo un arreglo florar a cualquier habitación puedes alegrar el espacio y causar un gran impacto en tu decoración sin cambiar nada.

Consejos para decorar el hogar con flores

Flores en el comedor

Para decorar el comedor con flores no necesitas un exquisito florero, puedes colocar las flores en un sencillo vaso si el arreglo es pequeño. También puedes colocar un vaso con agua dentro de una bolsa de cartón de las de regalo y allí ubicar tus flores, animando el comedor de una forma muy original. Si utilizas un vaso liso, puedes añadirle varios listones de tela de diferentes colores que combinen con la mesa.

Al momento de elegir tus flores para la mesa, las rosas son una apuesta segura, esta versátil flor va con todo y las tienes en una gran variedad de tamaños, colores y formas. Pero si quieres darle elegancia y sofisticación a tu arreglo, la orquídea es la reina de las flores y siempre destaca.

comedor-con-flores

En la cocina

Las flores no son muy aconsejables para la cocina debido a que el calor acorta su vida. Pero si las colocas, conseguirás un efecto vital y alegre, que dará a tu cocina frescura y flexibilidad. Procura elegir flores que combinen con el color de las paredes y los muebles.

cocina-con-flores

En el baño

El baño posee la humedad necesaria para que cualquier planta con flores viva saludable si la iluminación es buena. Puedes ubicar casi cualquier especie, excepto las que son susceptibles a los cambios de temperatura.

En el dormitorio

Si tu dormitorio es pequeño, te conviene colocar flores blancas para dar más luminosidad a lugar donde las ubiques. Sitúalas en un rincón con pocos objetos para no recargar la vista.

Si por el contrario, tu habitación es espaciosa, un moderno florero irá bien con un ramo de fresias, lirios o rosas, creando un rinconcito colorido y aromático.

dormitorio-con-flores

En la sala

Un ramo de calas y gardenias amarillas crea un toque sofisticado e ilumina el ambiente.

Aunque ya dijimos que cualquier vaso puede servirte para decorar con flores, debes cuidar que armonicen con la decoración de la habitación y que destaquen las flores.

La influencia de las flores en los estados de ánimo

Las flores en los estados de ánimo. Conoce cómo influyen las flores sobre nuestras emociones.

Flores y estados de ánimo

Son muchos los estudios científicos que avalan los múltiples beneficios psicológicos que la presencia de flores trae a nuestra vida. Ya sea un simple ramo o el cultivo de un jardín florido, las flores llegan a nuestra vida para regalarnos su colorido y su aroma, beneficiando a nuestro organismo y nuestros estados de ánimo.

Por ejemplo, la Universidad de Wageningen, en Países Bajos, ha estudiado la reacción que un ramo de flores produce en las personas, que mostraron sentirse mejor, más a gusto y menos tensas.

La influencia de las flores en los estados de ánimo se verifica no solo en la modificación de las emociones, sino también sobre el comportamiento, ya que se verificó que las personas arrogantes y orgullosas suavizaban su actitud al recibir un ramo de flores. El estudio abarcó diversos tipos de flores y las reacciones que cada una provocaba, pudiendo determinar sobre cuáles estados actúa cada especie.

Por su parte, investigadores del Instituto Politécnico de Virginia hallaron que un ramo de flores en la habitación o la presencia de un jardín florido, favorecen la comunicación, el control de malos hábitos y una actitud positiva. El cultivo de flores es un poderoso antidepresivo.

Tipos de flores y reacciones psicológicas que provocan

La felicidad de cultivar flores

Crisantemos y tulipanes: son relajantes y cálidos.

Lilas blancas o rosas: asociadas a ocasiones tristes o iglesias.

Geranios: son apropiados para levantar el ánimo de personas enfermas.

Rosas rojas: aumentan la vitalidad y la ternura.

Amapolas: mejoran el insomnio y la autoestima.

Jazmines: aumentan la sensualidad.

Flores violetas: minimizan la irritabilidad.

Prímulas: facilitan la expresión de las ideas más claramente.

Orquídeas: favorecen la espiritualidad.

Mantener una actitud positiva es primordial para el bienestar psicológico y con las flores puedes alcanzarlo más fácilmente.

Cultivando flores

Consejos para alejar a las avispas de tu jardín

Alejar a las avispas de tu jardín. Conoce cómo ahuyentar naturalmente a las avispas de tu jardín.

Avispa

La jardinería es una experiencia increíble que te llena de energía y embellece tu hogar, pero también tiene algunas desventajas y una de ellas son las avispas. Nada más molesto que encontrarte trabajando en tu jardín y sentir el aguijón con su intenso dolor.

Aunque no suele ser de gravedad, la picadura de avispa es muy dolorosa y puede causar grandes problemas a las personas alérgicas, por lo que es conveniente alejar a las avispas de tu jardín lo antes posible.

No se trata de matarlas, sino simplemente de ahuyentarlas para que busquen otro sitio. Tampoco pretendemos emplear sustancias contaminantes en el proceso, porque sería peor el remedio que la enfermedad, por eso te daremos algunos consejos para alejar a las avispas por medios naturales e inofensivos.

Consejos para alejar avispas

Limón con clavo de olor

Si deseamos ahuyentar a las avispas, lo primero que debemos hacer es eliminar los elementos que más los atraen, el agua y el azúcar. Esa es la razón por la cual aparecen como por arte de magia cuando nos disponemos a comer en nuestro jardín, y más si lo hacemos junto a una piscina o fuente.

También debes quitar de tu jardín los alimentadores de colibríes, el alimento para mascotas y otras sustancias alimenticias.

Una vez eliminados o controlados los elementos más llamativos, procedemos a colocar alguno de los siguientes elementos cerca de donde estamos trabajando, descansando o comiendo.

Clavo de olor: El aromático clavo de olor es un verdadero repelente de avispas, ya que son muy sensibles a los olores fuertes y el clavo tiene un aroma penetrante. Tampoco les agrada el limón, por lo que combinarlos es una buena fórmula. Parte varios limones y colócales algunos clavos, luego colócalos alrededor de donde te encuentres para estar tranquilo.

Velas perfumadas y sahumerios: debido a su fuerte y penetrante aroma, son ideales para mantener a raya a las avispas que se alejarán rápidamente del humo desagradable.

Agua con lejía: Prepara una solución de agua con lejía y pulverízala por la zona donde vas a estar. El desagradable olor de la lejía evitará que se acerquen.

Rodajas de pepino: El pepino no le gusta para nada a las avispas, por lo que resulta un buen repelente si colocas rodajas de este vegetal alrededor de la zona donde te encuentras.

Bolsa de papel: Si deseas evitar que las avispas hagan su nido en tu jardín, puedes colgar una bolsa de papel arrugada de forma que se asemeje a su nido. Como son muy territoriales, no harán su nido en un sitio donde ya existe uno. Cuelga la bolsa cerca de puertas, ventanas o aleros.

Cosas que atraen a las avispas

Hay una serie de cosas que no debes hacer si no deseas atraer a las avispas.

Vestir ropa de colores brillantes: Las flores tienen colores llamativos, por lo que si vistes con ese tipo de colores pueden confundirte.

No aplastes a una avispa: Si lo haces, liberará una feromona que atraerá a las otras avispas.

No uses perfumes fuertes: Los aromas dulces atraen a las avispas.

Consejos para proteger las plantas de las heladas

Te enseñamos a proteger las plantas de las heladas. Cuidados para las plantas durante el invierno.

Consejos para proteger las plantas de las heladas

Uno de los elementos que mayores daños produce en tu jardín es el frío, son muchas las especies que no resisten las bajas temperaturas, sobre todos aquellas que están en macetas, que sufren más que las plantadas directamente sobre el suelo. Para proteger las plantas de las heladas debes cubrirlas en a medida de lo posible.

Cómo proteger las plantas de las heladas

Consejos para proteger las plantas de las heladas

Es fundamental proteger las raíces de las plantas del frío, porque son la parte vital de la planta y la más sensible. Para plantas en maceta puedes forrar la maceta con nylon burbuja en el interior y luego colocar la tierra y el cepellón.

También puedes forrarlas por fuera, aunque el resultado no sea tan efectivo. Para forrar las macetas por fuera puedes utilizar nylon burbuja, arpillera, alfombras viejas, cartones o papel periódico. Estos materiales funcionan como aislantes, manteniendo el calor de la tierra.

Dicha capa aislante térmica sirve además para proteger las macetas de materiales frágiles (cerámica, terracota, etc.) de quebraduras debido al frío excesivo o los cambios bruscos de temperatura.

Cuando las temperaturas sean demasiado bajas o se esperen heladas, es preferible cubrir toda la planta, principalmente por las noches. Amontona las macetas contra una pared, con las más altas del lado de la pared y las más bajas en la fila exterior. Coloca dos estacas altas en las macetas de los extremos y cúbrelos con plástico, arpillera u otro material que sirva para proteger las plantas de las heladas.

Si no tienes ninguna pared, puedes armar una estructura de soporte del nylon con dos caballetes o sillas, luego coloca las macetas en medio, con la planta más alta en el centro y colócale una estaca alta.

Es importante que durante el día descubras las plantas para que respiren, reciban luz y eliminar el exceso de humedad.

El viento suele acompañar a las heladas y es un elemento peligroso para las plantas en maceta pues puede derribarlas. Una forma de evitar esto es colocar piedras grandes sobre el sustrato, o también colocar la maceta dentro de un recipiente con la base más ancha que el cuello, de modo que mantenga el equilibrio.

Los arbustos y árboles jóvenes también sufren con el frío y el viento, para proteger estas plantas de las heladas debes colocar estacas en el terreno alrededor de cada ejemplar y luego cubrirlas con algún tejido o lámina plástica, fijados con cuerdas o grapas jardineras. Usa la protección durante las noches y en algunos casos, durante todo el día en los meses más fríos.

Además de la protección de la planta, debes proteger el suelo para evitar daños en las raíces, con una capa de material orgánico (paja, corteza, hojas o musgo) que ofrece una buena protección.

En muchos casos basta con acolchonar el suelo para evitar que la planta muera de frío. Las partes aéreas de la planta pueden regenerarse en primavera con una buena poda, mientras que las raíces dañadas son irrecuperables.

Si tienes plantas delicadas o exóticas en macetas, trasládalas al interior durante el invierno o a un invernadero.

El riego es un elemento clave en el cuidado invernal de las plantas. Debes cuidar el drenaje del suelo en los cultivos de jardín, para evitar que retengan el agua de riego o de las lluvias, ya que el agua podría congelarse bajo tierra y destruir tus plantas.

La frecuencia y el volumen del riego debe disminuir desde fines del verano, hasta hacerse nulo o casi nulo (según la especie) durante los meses más fríos.

Mini invernadero Bel-Air, un purificador de aire natural

Descubre el mini invernadero Bel-Air, un purificador de aire natural.

Mini invernadero Bel-Air, un purificador de aire natural

Ya todos tenemos bien claro el efecto que las plantas tienen sobre la atmósfera y cómo liberan oxígeno, pero podemos aprovechar esta cualidad en nuestro hogar para eliminar impurezas sin utilizar elementos contaminantes. Descubre el mini invernadero Bel-Air, un purificador de aire natural diseñado por Mathieu Lehanneur, que utiliza el efecto purificador de las plantas para limpiar el aire en espacios interiores.

Aunque no lo percibamos, muchas veces el aire del interior de nuestra vivienda está más contaminado que el del exterior. Esto se debe a los materiales que se utilizan en la fabricación de muebles y otros artefactos hogareños, que emiten sustancias contaminantes, aún años después de situarse en nuestra casa.

El mini invernadero Bel-Air fue creado para la NASA, como una alternativa a la purificación de los ambientes de las estaciones orbitales. Dicho invernadero absorbe el aire contaminado constantemente y lo purifica antes de expulsarlo. Pero para ello no utiliza filtros convencionales, sino filtros naturales, que son las plantas.

La planta a través de sus hojas y raíces filtra el aire que pasa a un baño húmedo donde se termina de filtrar. La gran ventaja es que no hay filtros para limpiar o reponer, la naturaleza lo hace todo.

El invernadero consiste en una caja de aluminio con una cubierta de vidrio, donde se instala la planta. Para la entrada y salida del aire, la caja cuenta con dos ventilas. De esta forma, las plantas de interiores ya no son un mero objeto decorativo, sino que también se convierten en una eficiente herramienta para cuidar nuestra salud.

Cultivo de flores por hidroponía

Características del cultivo de flores por hidroponía.

Cultivo de flores por hidroponía

La hidroponía es ideal para cultivar cualquier planta, principalmente para cultivos pequeños, ya que no necesita de tierra. El cultivo de flores por hidroponía, nos permite una mayor duración de las flores.

Muchas especies florales se cultivan por hidroponía, empleando arcilla expandida como sustrato, que es lavable y reutilizable, además de que se puede desinfectar mediante el uso de calor.

El cultivo hidropónico extensivo es caro al principio, por la inversión en materiales, pero permite un mayor control de la producción y con el tiempo, la inversión inicial es amortizada totalmente. En cultivos pequeños, la hidroponía se puede realizar con materiales de desecho.

Cultivo de flores por hidroponía

Ventajas del cultivo de flores por hidroponía

El cultivo de flores por hidroponía es más sencillo que el cultivo tradicional y ofrece algunas ventajas. Es más fácil controlar la cantidad de nutrientes que las flores reciben, ya que el sustrato es agua enriquecida con nutrientes. También es más sencillo controlar el pH.

El mantenimiento de los cultivos hidropónicos es limpio y barato, además de ser más ecológico, ya que puede realizarse independiente del tipo de terreno.

Un elemento a tener en cuenta en este tipo de cultivos es que requieren una mayor atención en cuanto al drenaje y la cantidad de agua. También requiere de conocimientos específicos sobre los cultivos que se realicen y sobre la técnica de hidroponía.

Requerimientos para el cultivo de flores por hidroponía

El recipiente en el cual realices tus cultivos es fundamental en la hidroponía, y debe ajustarse a las necesidades de la planta y a tus posibilidades. Puede ser un cubo, envase o barreño, impermeable y opaco. Esto es muy importante, ya que las raíces no deben recibir luz. El tamaño no es tan importante como la profundidad, que debe ser entre 20 y 35 centímetros. Este recipiente debe tener un orificio para la renovación del agua.

Aunque la mejor agua es la de lluvia, también se puede utilizar agua potable, si no tiene mucha cal o sodio. Con excepción de aquellas flores que aceptan elevados contenidos de sodio, como los claveles.

Antes de alimentar a tus plantas hidropónicas debes verificar el pH del agua, que debe oscilar entre 6,5 y 8,5. También deberás controlar el pH durante todo el proceso.

Un jardín hidropónico necesita una buena ventilación y estar libre de polvo, humo y gases. Para mantener el agua ventilada se utilizan bombas aireadoras conectadas al estanque mediante una manguera.

También debemos asegurar la iluminación natural a nuestro jardín hidropónico y una humedad apropiada, que ronde el 75%, para que las plantas no desarrollen enfermedades.

La solución nutriente es muy importante para los cultivos hidropónicos y requiere generalmente, calcio, carbono, azufre, boro, fósforo, hierro, hidrógeno, manganeso, magnesio, nitrógeno, potasio, zinc y por supuesto, oxígeno. Puedes comprar la solución ya preparada o prepararla tú mismo.

El sustrato del cultivo hidropónico permite a las raíces aferrarse al recipiente y las protege de la luz. Puedes elegir entre grava, arena, virutas, piedra pómez, cascarilla de arroz, entre otros.

Insecticidas ecológicos para tus flores

Los mejores insecticidas ecológicos para tus flores.

Insecticidas ecológicos para tus flores

Las plagas en el jardín son un problema para tus flores, pero si utilizas insecticidas químicos, tendrás doble problema, el daño que hacen a tus plantas y el daño que ocasionan al ambiente. La naturaleza siempre nos provee con todo aquello que necesitamos si estamos dispuestos a seguirla, por eso te hemos traído algunas recetas de insecticidas ecológicos para tus flores.

Son muchas las solucione insecticidas naturales y casi todas provienen de las propias plantas, además de ser de muy bajo nivel de toxicidad y rápidamente degradables.

Aceites

Se trata de una serie de aceites minerales que se pueden utilizar contra distintos insectos, dependiendo del insecto y de la estación del año. El aceite de canola se utiliza para combatir a la mosca blanca.

Caldo de ortiga

La ortiga es un buen insecticida. El caldo de ortiga combate al pulgón muy efectivamente. También se puede utilizar como fertilizante.

Ponemos a macerar 100 gramos de ortiga en 10 litros de agua durante tres o cuatro días, en un recipiente metálico.

Ajo

El ajo desprende capscina, un componente que rociado sobre las plantas combate varias especies.

Coloca varios dientes de ajo dentro de una olla con agua y déjalo reposar 24 horas. Luego cocina a fuego lento durante 15 minutos. Deja enfriar la solución y aplica con aspersor. Sirve para eliminar pulgones y hormigas.

El alcohol de ajo combate pulgones, gusanos y ácaros. Coloca en la licuadora 5 dientes de ajo, medio litro de alcohol fino y medio litro de agua. Licúa durante unos minutos y refrigéralo para que se conserve.

Cebolla

La solución de cáscara de cebolla sirve para eliminar pulgones y hongos. Coloca las cáscaras de 3 cebollas en remojo en un litro de agua caliente y deja reposar dos horas antes de utilizarla.

Tabaco

La solución de tabaco combate pulgones, arañuela roja, cochinillas y pulgones. Macera durante 24 horas en un recipiente, 60 gramos de tabaco, un litro de agua y 10 gramos de jabón blanco. Al cabo de este tiempo, filtra y diluye en 3 litros más de agua. Se utiliza pulverizándolo sobre las hojas.

Cómo diseñar un jardín colorido

Claves para que sepas cómo diseñar un jardín colorido.

Cómo diseñar un jardín colorido

Si deseas crear un jardín hermoso y resplandeciente, el uso del color es una de las claves principales. Para ayudarte, te hemos traído una serie de consejos para que sepas cómo diseñar un jardín colorido.

Claves de los colores para diseñar un jardín colorido

Blanco: es símbolo de pureza, combina con cualquier color y dará un toque elegante a tu jardín.

Rojo: es el color del fuego y la pasión, es el que te permite crear los contrastes, fundamentalmente con el verde, aportando alegría y brillo a cualquier espacio verde.

Azules: la gama de los azules incluyendo los violetas, es el color de la relajación, creando espacios frescos, amplios y tranquilos.

Grises: estos colores opacos se asocian al romanticismo y la melancolía.

Verdes: solos, crean un ambiente refrescantes y combinados con rojo crean un contraste muy atractivo.

Las combinaciones que más favorecen a tu jardín por su contraste y colorido son: rojo con verde, violeta con amarillo, azul con rojo, azul con blanco, rojo con blanco, gris con rojo. Empléalas en arriates o canteros, mezclando diferentes especies con el mismo color, o la misma especie con diferentes colores.

Eso sí, si no quieres tener blancos en tu jardín colorido, mezcla especies de distinta floración, para que todo el año tengas tus canteros cubiertos.

Al momento de elegir los colores para tu jardín debes emplear el buen juicio, para evitar malas combinaciones que afeen el resultado. Las combinaciones que no pegan, son: malva con naranja, lila con naranja, amarillo con gris.

Con estos consejos prácticos podrás diseñar un jardín colorido que sea un espacio ideal para disfrutar durante todo el año con tu familia o amigos.

Cuidados de la planta de lupino

Descubre los cuidados de la planta de lupino.

Cuidados de la planta de lupino

El lupino es una planta floral arbustiva muy vistosa, con coloridos racimos de flores, ideal para conformar arriates en tu jardín. Veamos algunos de los cuidados de la planta de lupino para que sepas cómo cultivarla en casa.

Esta llamativa planta anual y vivaz posee hojas digitadas y racimos cilíndricos de flores. Es una variedad bastante fuerte y resistente a las heladas, principalmente en su variedad Russell.

La planta de lupino puede alcanzar una altura entre 60 y 100 centímetros y cuenta con una variedad enana más apta para jardines pequeños, con una altura de 40 centímetros.

Entre las cualidades del lupino, no sólo está su belleza, sino sus propiedades alimenticias, tanto que sus semillas eran consumidas en los hogares pobres a pesar de su sabor amargo. Hace menos de un siglo, fue descubierta una variedad de lupino dulce que se utiliza como abono verde, pienso y como un sustituto del café. También se emplea para fabricar un símil del queso de soja.

Características de la planta de lupino

Por ser una planta perenne, el lupino es muy utilizado en la creación de arriates, ya sea solo o combinado con otras especies. Esta planta suele tener variaciones en la coloración de sus flores, lo que aporta un toque diferente al conjunto.

Esta noble planta no sólo adornará tu jardín, también puedes utilizarla para preparar bonitos ramos para adornar interiores, ya sea sola o mezclada con otras flores.

El lupino necesita un suelo de estructura suelta y ligeramente ácido, con buen drenaje, de lo contrario no logra sobrevivir al invierno. Puede ubicarse a pleno sol o en una zona intermedia. No requiere mucho abono, de modo que es una planta bastante sencilla de cuidar.

Un detalle importante, corta las flores marchitas apenas se marchiten, porque esta planta no tiene buena tolerancia a la formación de semillas, ya que se debilita y a la larga termina muriendo. Si quieres que tu planta de lupino crezca saludable y hermosa, poda sus flores marchitas con tijera bien afilada, corta por encima de una hoja saludable y grande.

Una orquídea con encanto, cymbidium

El cymbidium es una de las variedades de orquídea más populares. Fueron las primeras orquídeas que se comercializaron debido a sus hermosas flores y la facilidad de su cultivo.

El cymbidium es una variedad de orquídea proveniente de Asia, (India, China, Japón, Filipinas, Birmania, Corea), también de Australia y Nueva Guinea.

El género cymbidium agrupa tanto a orquídeas epífitas como terrestres. Estas fueron las primeras orquídeas que se comercializaron como plantas de interior. Debido a sus hermosas flores, son las más conocidas y buscadas de todas las orquídeas.

Esta orquídea tiene la particularidad de poder sobrevivir a temperaturas bajas. No obstante, son pocas las variedades de cymbidium que podemos obtener de un vivero, las restantes sólo están disponibles en su hábitat natural o en los jardines botánicos.

Su cultivo resulta sencillo, al igual que el de los numerosos híbridos de múltiples colores que se encuentran a disposición.

Podemos encontrar dos clases de cymbidium híbridos miniatura y normales. La variedad miniatura es más fácil de cultivar y brinda un mayor número de flores a lo largo del año. Además requiere menos luz, por lo que puede cultivarse en interiores con mayor éxito.

Su floración es anual y dura entre ocho y doce semanas, se da entre invierno y primavera. Sus flores son más alargadas que las de las restantes orquídeas. Los colores que podemos encontrar son: amarillo, rojo, marrón, verde, blanco.

Es necesario colocar un tutor a las ramas florales debido a su altura que sobresale de entre el follaje. Las hojas tienen forma de cinta y son correosas, pueden medir 40 centímetros de largo. La planta puede durar entre tres y siete años en el hogar y sus flores duran entre seis semanas y tres meses.

Cómo cultivar cymbidium:

Debe cultivarse a pleno sol, para absorber la mayor cantidad de sol, de lo contrario su floración será pobre. Soportan mejor la falta de luz durante el invierno, pero durante primavera y verano deben tener abundante luz para el crecimiento y la floración.

Durante la formación de los capullos requieren de temperatura constante. Algunos toleran heladas cortas, pero deben evitarse siempre que sea posible. Lo ideal es trasladarlas a un sitio más cálido al aparecer los capullos.

Para temperaturas superiores a 25ºC, su tolerancia al sol directo disminuye, por lo que deberemos filtrarlo en parte, ensombreciendo su emplazamiento. Las favorecen los ambientes con noches frescas en verano. Si la temperatura es demasiado elevada, perderán las hojas y las flores se verán afectadas.

Requieren una elevada humedad ambiental, por lo que podemos compensar la sequedad del aire utilizando humidificadores, o pulverizando a diario la planta, sin mojar las flores. El mejor sustrato es la corteza con musgo. También el mantillo de hojas, corteza de pino, poliestireno expandido, vermiculita. Deben tener muy buen drenaje.

El riego será abundante desde fines de primavera, con una frecuencia cada dos o tres días, hasta finalizado el verano. Durante el invierno el riego será una vez a la semana. No se regará cuando exista posibilidad de lluvia.